lunes, 6 de marzo de 2017

La bella tarde de un día gris

Después de algún tiempo, recibo una carta de mi amigo indio Sahas donde me comparte una de sus inusuales experiencias en Oriente Medio.

Inicia  Sahas su misiva diciéndome que……. “Al abrir mi correo esta mañana, no podía creer el  mensaje que nuestro jefe acababa de enviar:
“Debido al excelente clima que hoy tenemos, pueden tomarse la tarde libre. Disfruten el hermoso día con su familia’’.

En realidad – continuaba Sahas su relato –  el día era gris, de los peores que hemos tenido en Oriente Medio, y para remate comenzaba a caer una llovizna. Era un día deprimente para mi, pero no para el jefe árabe y sus paisanos, para quienes, al tener un sol radiante 360 días del año, un día gris es de lo más exótico y una hermosa ocasión  para estar al aire libre con la familia”.

Mirando a Colombia

De acuerdo con la historia de Sahas, los habitantes en esta esquina del mundo tienen las preferencias climáticas invertidas, en relación con las nuestras, en Colombia, donde en forma decidida (una buena mayoría) favorecemos los días con sol.
Una anécdota pertinente con nuestro tema de hoy, fue la que me contó un amigo emiratí hace un tiempo…

“ ……estábamos un grupo de turistas árabes en Europa sentados en el vagón de un tren, a minutos de partir, cuando de repente comenzó a llover. Disparados salimos para experimentar de cerca el fenómeno y allí nos quedamos mirando al cielo, extasiados dejando que la fina lluvia nos cayera, con toda libertad, sobre nuestros rostros; naturalmente perdimos el tren , ni siquiera nos dimos cuenta,  pero valió la pena, ya que  todos, sin decírnoslos, sabíamos que un momento de lluvia es una vivencia urbana que uno no se puede dar el lujo de perder”.

Supongo que todos los occidentales dejaron solos a los árabes, para refugiarse y protegerse de la lluvia.

Precipitaciones y el diario vivir

La casi total ausencia de lluvia en ciudades del desierto (por año en el desierto de Abu Dhabi caen solo 3 pulgadas de agua) se refleja también en la cotidianidad y el espacio lingüístico árabe-emiratí, ajeno al léxico de chubascos y precipitaciones. Por lo tanto –por acá– no caen rayos ni centellas en situaciones de drama y crisis. Ningún gran evento se ha suspendido por lluvia, ni , tampoco,  encontraríamos una apuesta artística que se llame palo de agua, y un pluviómetro se ve como un aparato  exótico –de remotas latitudes–, y al grito: ¡se viene un aguacero! de un latinoamericano, se le reemplaza por un: ¡se viene un tierrero! , por las tormentas (pero) de arena.


Pocas pulgadaas

Programa bajo la lluvia

Un majito –como en forma jocosa llamamos a los árabes en Colombia–en nuestra ciudad capital, Bogotá, viviría de la dicha con la generosa cantidad de días de lluvia y cielo gris que acompaña a la gran metrópoli colombiana.

De septimazo se irían con gran frecuencia y entusiasmo bajo una pertinaz lluvia, que abrazarían con el deleite y la alegría de un niño. En el parque Simón Bolívar montarían sus inmensas carpas y les adecuarían una ventana desde donde contemplarían el caer de la lluvia sobre el verdísimo césped.  Y que tal una subida a Monserrate, por parte de los habitantes del desierto,  viendo, maravillados,  desde el funicular,  la inmensidad de un cielo gris, sin horizonte definido.

En sus Instagrams lloverían fotos con selfies –que tanto disfrutan– con fondos de canaletas que dejan caer rebosantes chorros de agua lluvia impactando los andenes.

Esta relatividad climática debe dar para muchas otras historias que, muy seguro, los majitos tienen como parte de su anecdotario de vivencias exóticas, y que, para nosotros, permanecen aún inéditas.
Podríamos, para terminar, hacer un juego lingüístico de adición, y a la ya conocida frase: más contento que cachaco en playa, le podemos ahora agregar una hermana: más contento que majito en Bogotá.

Cachaco playa

Un abrazo a todos mis  amigos de la capital, desde un árido punto en el desierto emiratí, donde las tres pulgadas de lluvia cayeron ya hace rato.

Marcelino Torrecilla N (matorrecc@gmail.com)
Abu Dhabi marzo de 2017

Fotos

Disfrutando las pocas pulgadas: https://abu-dhabi-do.blogspot.ae/2015/01/rainy-weather-in-uae-armageddon.htmlShareTu.com
Bañista con sandalias y medias: ShareTu.com